Emilio Tapia
Emilio TapiaCortesía
¿Qué Pasa?

Emilio Tapia regresa a pabellón de El Bosque donde tenía sus “comodidades”

Comparte el pabellón con el asesino de Nancy Mestre, Jaime Saade Cormane.

Compartir en:
Por:
  • Emilio José Tapia Aldana, empresario condenado por corrupción, regresa a su pabellón con comodidades en la Penitenciaría de El Bosque.
  • La Procuraduría investiga las salidas irregulares y las condiciones especiales otorgadas a Tapia, denunciadas por otros internos.
  • La reclusión de Tapia en el pabellón de funcionarios públicos sigue generando controversia y ha llevado a cambios en la administración del penal.

En la Penitenciaría de El Bosque, el empresario Emilio José Tapia Aldana, condenado por corrupción, ha regresado al pabellón donde anteriormente gozaba de varias comodidades, según denuncias de otros internos. La Procuraduría anunció en abril una investigación al respecto, indagando sobre las condiciones de reclusión y las salidas irregulares de Tapia.

También puedes leer: Shakira le dio la sorpresa a trabajadores de restaurante en el norte de Barranquilla

Recordemos que hace un par de meses el Ministerio Público entró a investigar a funcionarios del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, adscritos a la Penitenciaría de El Bosque de Barranquilla, por dar vía libre a unas supuestas entradas y salidas con permanencia del penal a Tapia Aldana.

A través de un comunicado, la Procuraduría señaló que la investigación previa se hacía contra “funcionarios por establecer” que prestaban servicios de vigilancia, custodia y administración en la cárcel.

Pero, a reglón seguido, se leía que Tapia Aldana estaría saliendo del penal de manera irregular, en un mismo vehículo y con la presunta anuencia de la dirección y la guardia del penal.

 “La acción disciplinaria se inició tras conocer la denuncia pública realizada a través de la red social X. Entre las pruebas ordenadas por el Ministerio Público está una inspección disciplinaria a la cárcel para establecer las condiciones de Tapia Aldana en el centro de reclusión y si existen las autorizaciones de salida del establecimiento a diligencias judiciales o citas médicas”, detalló la Procuraduría en su momento.

A esa denuncia se sumó el reclamo de otros internos por algunos “tratos” que se le concedían al condenado a 17 años de cárcel por el carrusel de la contratación e investigado por el caso de Centros Poblados.

Los denunciantes coincidieron con la entrada y salida de una camioneta “Toyota blanca”, de vidrios polarizados, en la que se movilizarían Tapia en compañía de sus hijos y un escolta particular.

Además, según los presos, existían registros de la entrada y salida de domiciliarios de restaurantes del norte de Barranquilla, así como el de una mujer que permanentemente hacía aseo en su celda.

A raíz de eso, el pasado viernes 19 de abril, el director del Inpec, coronel Daniel Gutiérrez, anunció en rueda prensa de unas “decisiones en la dirección de la cárcel” y sobre la reclusión de Tapia.

Pues bien, la decisión habría sido el cambio del director del penal y, luego de su arribo, Tapia, trasladado internamente, habría logrado vía acción de tutela —admitida por un juzgado de Malambo— el regreso al lugar donde permanecía.

En un documento conocido por este medio se lee la orden de traslado del condenado del patio UTE al “pabellón ERE” o el llamado “pabellón de los Funcionarios Públicos”.

Casualmente, en el mismo impreso del Inpec se lee el nombre del Jaime Saade Cormane, quien cumple su condena por el homicidio de la joven Nancy Mestre, también en una orden de traslado a ese mismo pabellón de los funcionarios públicos.

Lo curioso en todo esto es que este último pabellón sería el mismo que en mayo del año anterior la dirección del Inpec, en “una medida contundente, histórica y trascendental en todo el sistema penitenciario”, ordenó cerrarlo por múltiples denuncias de corrupción interna.

Aquí se habló de